Consejos para la hidratación de tu mascota

“Mantener hidratada a mi mascota, gran cosa, pero eso no es na’”. Sí, coincidimos contigo, no es rocket science. Pero, como estamos todo el tiempo ocupados —¿o acaso nos equivocamos?—, dejamos pasar algunos detalles sobre este tema, unos cuantos de ellos importantes para su bienestar. 

Para empezar, ¿cuánta cantidad de agua deben tomar? Los especialistas nos indican que va a depender del peso del animal. Lo ideal es 60 mililitros por kilo. Así que si nuestro perro pesa, por poner un ejemplo, diez kilos, pues le corresponde tomar algo más de medio litro al día. 

Dentro de casa es importante que dispongamos de un envase grande, que les permita a perros y gatos tomar la suficiente agua. Ese espacio debe ser fresco y limpio

Verifica, por tanto, que este espacio no sea frecuentado por insectos. Si no puedes garantizar todo el tiempo que los insectos se mantengan a raya, coloca el envase sobre bases o bandejas que aislen a dichos intrusos

Hidratación cuando hay más calor 

En las épocas muy calurosas, perros y gatos pueden también resentir las altas temperaturas. En esos casos tienen manifestaciones tales como: 

  • Respirar con mucha rapidez con la lengua hacia afuera.
  • Acostarse en donde consiga el piso frío y mantenerse allí con las patas traseras estiradas.
  • Beber mucha agua.
  • Jadear insistentemente y mantener quieto por tiempos muy prolongados.

Para aliviar el calor, puedes agrega algo de hielo a su recipiente para el agua. Cambia el agua con frecuencia. Es válido ubicarlos alrededor de un abanico o en una habitación con aire acondicionado, pero nunca directamente. El cambio brusco de temperatura puede ser perjudicial para ellos. 

La peor manifestación es el golpe o shock de calor, que se produce cuando la temperatura corporal del animal supera los 40 grados. Aquí se trata de de una situación de emergencia y debe ser llevado al veterinario rápidamente. 

En el camino al especialista puedes mitigar un poco el malestar del animal poniendo agua fresca, nunca fría, en varias partes del cuerpo. Conoce los detalles de estos primeros auxilios en el podcast con Vingrid Guzmán, presidenta del Club Oficial de la Raza Husky Siberiana en República Dominicana. 

Por cierto, Vingrid nos advirtió que nunca se debe afeitar al ras a un husky (ni a otro perro de raza nórdica) para evitarles el calor. El efecto puede ser el contrario. Ella nos explicó que estos perros autorregulan su temperatura en épocas calurosas botando, por sí solos, parte de su pelaje. 

Perros y gatos braquiocefálicos 

“¿Braquio... qué?”. Bra-quio-ce-fá-li-cos. Nos referimos a los animales de tienen un cráneo acortado y ancho, así como un hocico chato. Es el caso del gato persa y de razas de perros tales como bulldog inglés, bulldog francés, pug, boston terrier, bóxer, entre otros. 

Dada la forma de su cráneo, pueden tener obstrucciones de las vías respiratorias y, por tanto, dificultades para respirar, lo que incide sobre la regulación de su temperatura

Por tales razones, cuida que dispongan de abundante agua, en especial en las épocas más calurosas, para contribuir así a la regulación de su temperatura. 

Es recomendable que les proveas de envases con cierta anchura que le permitan a su hocico achatado hidratarse con facilidad. Así que aquello de arrojarle agua desde una botellita, en realidad, no resulta muy cómodo para ellos. Para los paseos y sesiones de ejercicio, puedes recurrir a un bol de silicona de grado médico, como los Mobowls. Este tiene la ventaja de que cabe en el bolsillo, al desplegarse toma la anchura adecuada y está hecho de un material seguro para la mascota.

Ya sabes, para el próximo paseo o la próxima temporada muy calurosa o el próximo paseo en temporada muy calurosa ya tienes varios elementos a tomar en cuenta. 

Etiquetado con: perros

Anterior Siguiente

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¡Sé el primero en publicar uno!

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

¿Ayuda? ×
Medidas whatsapp FAQ Contacto