¿Cuál es el arnés adecuado para mi perro?

El arnés o la pechera para perros se ha hecho popular en los últimos años. Y es que se ha convertido en un aliado para paseos confortables y seguros junto a nuestros perros. 

Ahora bien, no todos los arneses ni todos sus diseños favorecen a todos los firulais por igual. 

Veamos a continuación aquellos que mejor se ajustan según el diseño, la raza, la personalidad (inquieta o dócil) y la actividad que se va a realizar con el animal de compañía. 

¿Se puede pasear simplemente con un collar? 

Algunos perros, generalmente los de mediano tamaño, pueden pasear con solo su collar y su correa. 

Pero hablamos de perros que, por una parte, tienen un cuerpo con cierta robustez. Mientras que, por otra parte, son tranquilos durante los paseos. 

Pero hay perros que por su fragilidad o composición estructural no deberían ser halados del cuello. En esta categoría podemos mencionar a canes tales como chihuahueños, pomeranian, yorkshire terrier, shih tzu y poodle. 

Durante sus paseos pueden ser muy hiperactivos y los jalones directamente recibidos en sus cuellos pueden lastimarlos. 

Por ello, para estas razas lo más recomendable es pasearlos con un arnés para perro o pechera

Hay otra clase de canes que tampoco deben ser paseados con collar, aunque no sean, a simple vista, tan frágiles. 

Hablamos en este caso de los braquicefálicos. Animales de cabeza achatada y hocico recortado, esto hace que puedan tener dificultades respiratorias. Y halar de su cuello, pues, te lo podrás imaginar, no ayuda con su respiración

Así que para ellos, desde los más grandes como los San Bernardos hasta los más chiquitos como los pequinés, pasando por los bulldogs, el arnés es el accesorio recomendado para sus paseos. 

Arnés para perros un poco inquietos 

Hay perros que ni son los más dóciles, pero tampoco los más enérgicos y desobedientes dentro de los paseos. 

A quienes se encuentran en ese rango medio, lo más recomendable es un arnés en forma de H. Pues, este cumple con las siguientes bondades: 

  • Son ligeros. 
  • Se ajustan a su cuerpo con comodidad.
  • No bloquea su vientre ni su pecho. 
  • Su punto de agarre generalmente está sobre el lomo. 
  • Ofrece libertad a las articulaciones del perro durante su zancada. 

Este último punto es un buen indicador de que tan cómodo puede ser un arnés en forma de H para nuestra mascota. 

En la siguiente infografía te detallamos la libertad y la flexibilidad que concede durante los paseos y caminatas. 

Cómo usar un arnés para perro tipo H

Arnés para perros dinámicos 

Hay otros arneses cuya estructura es similar al modelo H, pero con algo más de superficie cubierta en el pecho y en el lomo del perro. 

Este modelo, conocido también como air mesh, refuerza el agarre y el ajuste a la mascota, lo que le viene bien particularmente a los perros entre medianos y grandes.

Es decir, a aquellos que tienen una musculatura, sin llegar a ser perros de defensa, más sólida. 

Adicionalmente, este tipo de diseño permite que los diseños luzcan mucho más y revelen la personalidad de tu perro.

Pero para asegurar la comodidad de la mascota, es importante que estén hechos de una malla que permita el flujo de aire. De esta manera brinda ventilación y comodidad. 

El air mesh puede ser útil tanto para los paseos en la ciudad por áreas con sombra, así como en zonas frescas fuera de la ciudad, como la montaña. 

Es importante que antes midas el cuello de tu animal de compañía, así podrás saber cuál es la talla adecuada. 

Arnés para perros atléticos 

Una variante de la pechera air mesh es aquella que, además de incorporar una malla que permite el flujo de aire, está reforzada con un tejido similar al de los tennis deportivos. 

De esta manera brinda más agarre y soporte en la parte donde se sujeta de la correa. 

Este tipo de reforzamientos son necesarios para las actividades más dinámicas. Nos referimos a correr en compañía de su dueño o la práctica de deportes caninos. 

Adicionalmente, algunos de estos arneses tienen una agarradera adicional, para aquellos momentos en los que el dueño amerita tener un control más cercano del animal, como puede ser subir terrenos escarpados. 

Como se puede ver es para perros con la contextura para la actividad física demandante, como algunas razas molosoides, entre ellas algunas variantes del mastín y de los pastores. 

Para la playa 

Estar en el Caribe ofrece la ventaja de poder disfrutar de la playa en compañía de nuestros amigos peludos. 

Para esos momentos, lo mejor es un arnés tipo H hecho de neopreno. En espacios como estos es importante tener el control de nuestra mascota, pero al mismo tiempo que ella goce de un material que le sea cómodo al contacto con el agua. 

Además, seamos sinceros, lo menos que deseas hacer al volver a casa es pasar tiempo quitándole la arena a una pechera. 

Lo que debe evitar una pechera

No obstante, hay que señalar que hay piezas que obstaculizan la movilidad de los perros en sus articulaciones

En muchos casos porque responden a diseños tradicionales, pero no ergonómicos. Por ejemplo, para arrastrar peso o trasladar carga. 

Algunas variantes del arnés noruego, por ejemplo, tienen su banda frontal más abajo de lo deseado; es decir, justo en la articulación que se forma entre la escápula y el húmero

¿Qué producen este tipo de arneses? Dificultan la movilidad del animal y le demanda a su cuerpo que haga más fuerza de la necesaria. 

Otro elemento que debemos evitar en los arneses es que el aro donde se engancha la correa esté a un costado del arnés o (¡peor!) en el pecho del animal. 

En el primer caso, el perro desequilibra su peso al andar. En el segundo caso, la correa interrumpirá el paso del animal cada tanto. 

Por lo tanto, el aro debe estar sobre el lomo, donde brinda equilibrio y no entorpece la zancada de nuestro firulais. 

Por cierto, este aro, a su vez, no debe estar “bailando” en el arnés, porque hará que el dueño no pueda sujetar con firmeza a la mascota durante las caminatas.  

Tampoco es recomendable que tapen el vientre de la mascota, pues es una zona blanda y es una de las pocas zonas en las que se manifiesta la sudoración del animal. 

Y lo menos que deseamos es obstruir esa zona mientras realiza su actividad física habitual. 

Otro detalles que debes cuidar es la hebilla. Sin una hebilla que asegure un cierre eficiente, todos los demás atributos se pierden, así como se puede perder tu mascota. 

Por eso es recomendable que la pechera posea una hebilla con un sistema de cierre especial, que no le impida escaparse por accidente. 

Por primera vez 

Lo más recomendable es que acostumbres a tu perro a usar arnés desde temprano. Pero es posible también que se muestre renuente o incómodo en el primer intento. 

Por eso debes ser paciente, pero constante. Pudieras empezar por ponerle y quitarle la pieza varias veces dentro de casa. De modo que la tenga puesta por pocos minutos, así se puede ir acostumbrando a llevarla encima. 

Posteriormente puedes dar breves paseos dentro de la propia casa, así se puede ir acostumbrando a caminar con el arnés, pero también a que eres tú quien marca el paso de las caminatas y no él. 

Con estos consejos en mente ya puedes seleccionar un arnés para perros acorde a tu amigo peludo, el resto es disfrutar de sus paseos, caminatas, viajes o aventuras, según la personalidad de ambos. 



Escoge el mejor arnés para tu perro
Etiquetado con: arnés consejos perros

Anterior Siguiente

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¡Sé el primero en publicar uno!

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

¿Ayuda? ×
Medidas whatsapp FAQ Contacto